martes, 27 de septiembre de 2011

GESTALT INCONCLUSA ("asunto inconcluso")

En esta entrada hago una recopilación sobre lo que diversos profesionales de la Psicología, desde el campo de la Terapia Gestalt, dicen al respecto del término Gestalt inconclusa, su definición, ejemplos sobre dicho término y formas de detectar su presencia en la forma habitual de vivenciar de una persona, con el deseo de acercaros desde un lenguaje coloquial, la comprensión y forma de detección en uno mismo de su posible presencia o de descartarlo.

(( NOTA: el significado de Gestalt (y de Gestalt inconclusa) no coincide en el sentido estricto con el significado de "asunto inconcluso", pues Gestalt significa unidad, totalidad indivisible... , es decir, ambos términos tienen matices diferentes, aunque con el objetivo "didáctico" de acercaroslo a nuestros lectores no expertos en Terapia Gestalt, y de hacer "comprensible" estos términos, lo dejamos por ahora en esta entrada en este punto)).

Todo lo contrario  sería una forma de experimentar en tu existencia, cada aquí y ahora de cada momento entregándote al contacto con lo que estés o con el otro de una forma genuina-auténtica, no basada en automatismos y repetición de viejos esquemas insanos/perjudiciales para ti. Con una capacidad de darte cuenta que te permita ir en la búsqueda de posibilidades para encontrar soluciones creativas a viejos o nuevos problemas cuando te surjan, asumiendo tu responsabilidad y devolvéndole al otro la que le corresponde, (...) , en definitiva, con una forma de contactar/de relación con el otro, y de ajuste creativo, que es sana y adaptativa para ti como persona.


*El término “asunto o gestalt inconclusa” fue acuñado, en la acepción psicoterapéutica, por Fritz Perls, principal exponente de la Terapia Gestáltica. En el siguiente artículo periodístico, se hace referencia a cómo se generan los asuntos inacabados, las vivencias que implican, las formas de detectar su presencia y sus efectos.


*Como señalan Perls, Hefferline y Goodman (1951), autores del libro fundacional de la Terapia Gestalt, es una tendencia básica del organismo completar cualquier situación o transacción que para él haya quedado incompleta.

*¿Qué son las situaciones inconclusas? Veámoslo a través de un ejemplo prestado de Carlos Mora (autor del blog http://desarrollo-personal-dinamico.lacoctelera.net):

"Imaginemos que ayer vivimos una situación en que, después de mucho tiempo sin vernos, nos encontramos con un viejo conocido: dicho encuentro, sin embargo, resultó sorpresivo y en circunstancias quizás poco propicias. Todo lo que logramos expresarle son lugares comunes y las formalidades habituales. Luego, después de separarnos de esta persona, nos surge una incómoda sensación respecto a lo que no le expresamos, debido a la sorpresa o al temor respecto a cómo seríamos recibidos, etc. Es posible que durante el resto del día mantengamos "diálogos internos" con esa persona, en los cuales le expresamos lo que no fue dicho: quizás, todo lo que lo hemos extrañado, lo importante que es para nosotros, nuestro deseo de renovar nuestra amistad, etcétera. Cierta cantidad de energía inexpresada quedó atascada en nuestros músculos, en nuestra voz. Esa situación, entonces, puede haber quedado inconclusa. Surgió un impulso, se generó una energía que no fue dedicada a su propósito original: -expresar nuestros sentimientos- sino que se acumuló en nuestro cuerpo, generando tensiones físicas, emocionales y mentales."

Al respecto quiero añadir:
Si esta experiencia y forma de sentir,  posible en una situación cotidiana , fuese  una experiencia única para la persona, y que posteriormente ésta pudiese buscar la forma de cierre de la misma, la persona no manifestaría una forma rigidificada en su forma de actuar y sentir. En otras ocasiones podría entregarse al sentir del momento de dicho encuentro con el otro.
Lo insano y desadaptativo para el individuo se produce cuando este tipo de vivencias se convierte en la forma de contactar con el otro, de contactar con su pasado (de "rumiarlo" y  de repetir, actualmente, viejos esquemas de actuación que quisiéramos que desaparecieran de nuestro registro personal), incluso con la huida hacia las preocupaciones del futuro (sin ocuparse del presente) ...se ha instalado en la persona como forma de vivir y experimentar su vida.


*El psicólogo Alejandro Celis, realiza un escrito sobre el tema UNA NUEVA MIRADA AL ASUNTO DE LOS ASUNTOS INCONCLUSOS, nos hace referencia de cómo saber si tenemos asuntos inconclusos de importancia, para lo cual señala algunos ejemplos:

(a) Tenemos fantasías persistentes respecto a personas o situaciones que vivimos en el pasado,

(b) Mantenemos “diálogos internos” con otras personas, no presentes,

(c) Tenemos sueños en que volvamos a vivir alguna situación,

(d) Sentimos rencor, melancolía o depresión en cuanto a la forma como se dio algún hecho del pasado,

(e) nos cruzamos con una persona y, en vez de sentirnos relajados con cualquier sentimiento que esta nos inspire-aunque fuera negativo-experimentamos una verdadera “nube “, una confusa mezcla de incomodidad, tensión y sensación de” tener algo pendiente “con ella,

(f) Nuestro cuerpo-el más fino” sensor “de lo que nos pasa-tiene una sensación de incomodidad o inquietud al ver o al recordar a alguien,

(g) Estamos participando en una situación, pero con la cabeza en otra parte.

(h) Perls, Hefferline y Goodman (1951, p. 500) dan, también como ejemplos de índices de la presencia de asuntos inacabados, el insomnio y el aburrimiento.

http://www.pysnnoticias.com/2011/09/25/el-objeto-o-la-gestalt-inconclusa-2/


*Así mismo en el artículo que arriba adjunto, se nombra el blog:  http://con-tacto.blogspot.com  dónde comenta  al respecto del tema, que "una psicóloga clínica terapeuta gestáltica ve con tristeza, dolor y preocupación... el como muchos seres humanos se quedan anclados en el pasado viviendo experiencias que ya se fueron y que no volverán... Eso es lo que se conoce  como asuntos inconclusos, los cuales son parte de los malestares psicológicos que aparecen cuando una persona se siente dolida, enojada o resentida hacia otra y no encuentra la forma de resolver estos sentimientos. En consecuencia, la persona retiene esta experiencia incompleta evitando que termine y se dedica a recordarla, invirtiendo gran parte de su energía en esto, lo que hace que le quede poca energía disponible para hacer frente a nuevas situaciones."

Y nombra otros ejemplos sobre Gestalt o Situación Inconclusa:

"Se señala además, que es el caso de los amores que no se dejan ir y que constantemente se buscan en la distancia, así sea para saber como está su vida con otra... además como desde este malestar se siente y se tiene la necesidad de expresar dolor, rabia, resentimiento y frustración... se busca por todos los medios crear indisposición y hacer daño, sin darse cuenta que el verdadero daño se produce a sí mismo cuando evidencia que su existencia poco o nada le importa a ese otro que si se permitió seguir su vida y dejar fluir el río que no volverá a correr bajo el mismo puente."

"Cuando las personas no actúan adecuadamente para hacer un cierre, cuando no pueden olvidar las acciones que han ocurrido en el pasado, o cuando no aceptan las situaciones como son, entonces son incapaces de funcionar de forma sana y enérgica. Algunas veces la tensión que mantiene el asunto inconcluso está encubierta, es decir, que está protegida por mecanismos de defensa que bloquean la conciencia de la situación real, de tal forma que la naturaleza misma de la tensión se enmascara... Sin embargo, otras veces la tensión encuentra su expresión en el cuerpo produciendo trastornos psicosomáticos como son las úlceras, los dolores de cabeza, el dolor de espalda, la artritis, asma, etc."

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...